Mi corazón, dulzura mía, será tu sepulcro,
Pues de mi corazón tu imagen jamás se irá.